[Análisis] ‘Wait For Love’: Pianos Become The Teeth y la belleza en el post-rock

242

a1503219819_10

Surfeando el tsunami del post-hardcore ecléctico de finales de la década de los 2010, y de la mano de grupos como Touché Amoré, La Dispute, Defeater, entre otros, Pianos Become The Teeth ha conseguido en estos últimos diez años, posicionarse en un grupo con un culto bien merecido. La premisa es básica, de la violencia del screamo gritón, con un sentido y coherencia , a bañarse en la luz de las atmósferas del post-rock, este quinteto de Maryland ofrece obras de una gran pureza y cercanía.

Parece que la emoción lo es todo. Desde luego la capacidad que tienen estos chicos de canalizar sentimientos y abrirse al oyente, es algo admirable. Pero si además tienen conciencia de lo que supone mover su maquinaria, y poco a poco, dar zancadas en cuanto a sonido se refiere, dejarán un legado hondo. La evolución se siente fluida. Como en la mayoría de estos grupos, la agresividad y la contundencia del hardcore se diluye en pos de música más melódica, sin perder un ápice de intensidad, algo que ya comenzaron a hacer con Keep You (2015). La otra gran apuesta es la producción del polifacético Will Yip, a mi parecer, uno de los mejores productores que tenemos hoy en día en la alternativa, con trabajos a sus espaldas de grupos tan fantásticos como Saosin, Title Fight, o el último de Quicksand del que hablé por aquí.

Quizá el único gris que tenga este trabajo es que nunca llegar a explotar del todo. Me explico. En estos géneros siempre se nos ha acostumbrado a la dinámica entre intensidades, la calma y la tempestad, y parece que Wait For Love no llega nunca a despegar. Pero también hay que cambiar el chip, no estamos ante un trabajo de post-hardcore al uso. Esto recorre otras estampas, y a decir verdad, les sienta de maravilla. Seguidme en este paseo que no os debéis perder.

Fake Lightning

El trueno de la línea batería juega a favor de la tormenta. La dulce melodía cantada por Kyle Durfey enfoca las palabras en cómo el amor es un ente incontrolable en nuestro día a día, y tan pronto como llega, desaparece sin dejar rastro. El enfoque nostálgico es algo latente en todo el LP.

Charisma

El primer adelanto que nos dejaron escuchar juega de nuevo en el mismo campo. Quizá algo más directo y con unas pequeñas líneas de guitarra absolutamente bellas, nos regala increíbles y pasionales recuerdos con el late motiv: “And what a way,  you won me over”, repitiendo así la temática de lo impredecible de la naturaleza del amor. En otros casos me pondría picajoso con la estructura “plana” del track, pero es que es una composición absolutamente increíble.

Bitter Red

El segundo single es algo más lento que las dos anteriores. Por una parte me golpea como si fuese Pentimento, pero sin ser tan popero. Establece el dolor ante la pérdida, probablemente la del padre del vocalista, Kyle Durfey, un tema ya tratado en discos anteriores del grupo. Imposible no encogerse con la letra: “You’ve meant the most, I said it all now”.

Dry Spells

Es casi imposible captar toda la esencia que ofrecen esta clase de grupos sin pararse a leer la lírica. La pasión y la belleza pueden ser cálidas, pero a la vez frías y crudas, y es eso exactamente lo que nos arrojan con estas atmósferas pérdidas en el vacío. La producción limpia y vibrante absorbe toda la energía para emitirla en fases de sensaciones. No es nada fácil conseguir esas representaciones, pero, aquí están, vivas y coleando. Ojito al outro.

Bay of Dreams

Y hablando de atmósferas. No es que este LP sea de ninguna forma rápido, pero en Bay of Dreams nos encontramos con uno de los ecos más sosegados. Para navegar por el cielo estrellado, para perderse en los recovecos de una ciudad abatida por la soledad. Una expedición en todos los sentidos.

Forever Sound

Parece que dan paso a mayor número de revoluciones. Pero no os emocionéis los que os haya aburrido el concepto delicado y elegante del disco, porque aquí tenemos otra muestra más de ello, pero con otro enfoque. Desde luego si hay algo que hay que destacar es la magnífica actitud que tiene David Haik en afrontar las baterías, relegando holgura a las guitarras, texturas onduladas que no necesitan de grandes distorsiones para poner los pelos de gallina. Grandes.

Bloody Sweet

Ya acercándonos a la recta final, seguimos siendo testigos de la enorme calidad compositiva del quinteto. El estribillo es uno de los mejores ejecutados, sin ser sobresaltado hace que la línea de guitarra y la de la voz desemboquen en el mismo punto. El ending con ese “I’m just a love” es simplemente sobrecogedor.

Manila

Con resquicios en su pasado emo, pero manteniendo esa complexión post-rock, parece un juego de malabarismos entre lo desgarrado y la pureza de vivir experiencias sin estar con la persona a la que amas. Conmovedora la calidez con la que nos mece.

Love On Repeat

Ya sí, el tercer y último sencillo lanzado, parece que nos vuelve a confirmar la homogeneidad del esfuerzo. Es un producto que debe ser escuchado varias veces para entrar a valorar todas sus virtudes. A rato puede parecernos algo denso y repetitivo, pero a mi parecer eso se logra solventar a medida que vas captando los pequeños brillos de cada canción. Con un sonido más oscuro, Love On Repeat, se muestra como una de las pinturas más inquietantes.

Blue

Nos despedimos con esta larga y serena conclusión. Nos dejamos arrastrar por una corriente de guitarras indie rock, que nos mantiene a flote a pesar de lo desgarrador de la letra, de nuevo, sobre el padre del vocalista. Una carta de lo más íntima y dolorosa a alguien que no está y no va a volver, pero escrita con una ternura que nos hace sentir insignificantes. Y así.

Conclusión:

Pianos Become The Teeth ha conseguido como músicos, como artistas, como personas, uno de los LPs más dignos y personales de los últimos tiempos. No queda ya casi nada de esa furia del screamo, pero si que alberga otra mirada a lo más duro del amor, el amor a tu pareja, a tu familia, a tus amigos. Por eso han conseguido construir una de las obras más interesantes de lo que llevamos de año, llena de recursos para hacernos soltar más de una lágrima.

Puntuación: 4,5/5

Related Post

1
· · · · · · · · · ·


Related Articles & Comments

Menu Title