Adiós, Berri Txarrak

114

Hace ya casi 25 años que Gorka Urbizu fundó su proyecto musical, su banda, Berri Txarrak, que tiempo después se convertiría en un fenómeno musical en el rock de la península.

Hoy en un comunicado publicado en sus redes sociales nos dicen que después de tanto, y con mucho dolor, dan el stop, no sin antes aliviar un poco ese sabor agridulce con una gira de despedida para 2019.

Este comunicado empieza “Berri Txarrak: Ikusi Arte”.  Con su nombre, y otro que da nombre a un tema suyo. No hay mejor manera de haberlo hecho y es que ellos, como todas las bandas, son al final todo lo que lanzan, lo que componen y lo que nos dan en sus directos.

Dicen que no pueden continuar al 100% en el escenario, que es otro ritmo, pero estoy segura de que todos los que les hayan visto en algún momento, ahora o hace 20 años, saben que siempre han estado arriba, nunca un show más bajo, nunca menos energía, sea delante de miles de personas en un festival, o en una sala delante de un solo espectador.

Ellos se han debido todos estos años a nosotros y nosotros les debemos todo a ellos. Los que somos de Navarra hacia el sur, y descubrimos a Berri Txarrak por un motivo o por otro, lo primero que seguro nos llamó la atención fue el hecho de emplear el euskera en sus canciones, y que en contra de todo pronóstico, por ello mismo hayan triunfado todo este tiempo.

Han conseguido desde una lengua con un porcentaje minoritario de hablantes en el país, que en todos sus rincones se gritasen sus letras a pleno pulmón, y que, además, abriesen un poco más la cultura de esa región al resto y nos hiciesen amarla. Desde el homónimo primer disco, hasta el Infrasoniuak (disco que comentamos el año pasado por estas páginas) hemos visto una maduración y una evolución musical a la par que nosotros también crecimos con ellos. La gira de dos años del Denbora, las salas más pequeña atestadas de gente todos a una y creando un ambiente único, el escenario que se llena con tan solo tres personas… Todo ello se quedará grabado a fuego en nuestra mente, y en nuestros oídos y pupilas. Y sobre todo, no perderemos la oportunidad de seguirles allá donde vayan durante este último año que nos ofrecen de despedida. 

Es una noticia triste para el mundo de la música, para la escena en España, para el rock, para la música en lenguas independientes, para todos aquellos que aman los buenos directos, para los que no tienen miedo a experimentar saliendo de su zona de confort.

Es una noticia triste, pero se marchan por todo lo alto, y se merecen todo lo que han conseguido, nos merecen. Desde aquí agradecer todo lo que han hecho, todo el viaje que han recorrido y por el cual nos han llevado con ellos. ¡Nos vemos en 2019! 

Related Post

· · · · · · · · · ·


Related Articles & Comments

Menu Title